Fundación Reina de Quito – Revista Abordo

APADRINA

Esta historia arranca con rostros sonrientes, miradas dulces, manos ávidas por aprender. Nos encontramos en el Centro Terapéutico Aprendiendo a Vivir, la razón de ser de la Fundación Reina de Quito. El centro es una organización sin fines de lucro donde ex reinas de la capital trabajan a favor de una formación integral para niños y niñas con Síndrome de Down. El trabajo es loable por donde se lo mire: atención temprana de calidad e inclusión escolar para los niños.


Fundación Reina de Quito tiene 32 años de vida formal, aunque hace cinco décadas se ha gestado una labor social profunda cuando se eligió a Consuelo Ordoñez como soberana de la ciudad. La Fundación ha vivido diversas etapas de trabajo, sin embargo, Aprendiendo a Vivir ha sido el resultado al esfuerzo y a dar orden a las acciones de las reinas. Sofía Arteta, Directora de la fundación, menciona con orgullo lo logrado: 34 niños insertados en colegios regulares. “Trabajamos para ello, ese es nuestro objetivo”, cuenta. El Centro al momento cuenta con 8 terapistas y 8 auxiliares quienes tejen lazos con pequeños -llegan desde el 1 mes de edad- y con sus padres y familiares, red vital para que el proceso de aprendizaje sea exitoso.

 

Descarga el resto del artículo:  DESCARGAR

O mira el resto del reportaje en línea en: REVISTA ABORDO